miércoles, 1 de octubre de 2014

¿Marcamos nuestra ropa y complementos?


No os vayáis a pensar que esto de marcar nuestros complementos y las prendas de lujo con nuestras iniciales es nuevo. 

Sus orígenes se remontan a la época del cole, bien escondidas y con el único objetivo de que nuestras amiguitas de clase no nos cambiaran nuestra batita impoluta por la suya un tanto descolorida y grafitteada con los mil rotuladores que se guardaban mal tapados en el bolsillo.

Ahí empezó y ha seguido evolucionando haciendo que nuestros exclusivos objetos de deseo lo fueran aún más. 

De los primeros en implantarlo fue Louis Vuitton. En un inicio porque se dedicaban exclusivamente a los artículos de viaje: maletas, baúles... y todos sabemos la conveniencia de tener estas piezas debidamente identificadas.

Más tarde se popularizó, quizá debido a que sus clientas se quejaban de que sus speedy no se distinguieran fácilmente de los nada exclusivos speedy de mercadillo que plagaban las calles y las siguen plagando.

Para quienes no saben distinguir uno "bueno" de uno que no lo es (en otro post os contaré las premisas que sólo cumplen los auténticos) las iniciales grabadas en el asa o en la parte frontal del bolso, ayudan a disipar dudas.

Otras muchas marcas de lujo se han unido a esta iniciativa en los complementos, pero siguen yendo más allá llegando a la ropa, y no precisamente escondiéndolo en el cuello.

Que Burberry Prorsum personaliza sus famosas capas/poncho lo vimos aquí,  pero le da una vuelta más al asunto grabando con tus iniciales tu frasco de perfume My Burberry. ¿Hay algo más divino que un perfume con tus iniciales grabadas?


Gracias a esta iniciativa nadie te fastidia preguntándote "dónde has conseguido tu bolso que está tan bien hecho", o vas al Starbucks y no sólo no te preguntan tu nombre para apuntarlo en el vaso sino que de la forma más amigable del mundo desde que te acercas te hablan por tu nombre, de lo que la gargantilla Carrie (aquí) tiene toda la culpa...

Habrá gente a quién le horrorice, pero a mi esta tendencia de la personalización me encanta.

En algunos casos las firmas ofrecen este servicio de grabado sin gasto adicional sobre la compra, pero en otros el detalle de la personalización es un plus que se carga a la compra como tal.

Y tú, si tienes la posibilidad, ¿prefieres que tus complementos estén grabados con tus iniciales o tu nombre o tal vez prefieres "anonimato"?

¡Feliz día!

Besitos xxxx

M

No hay comentarios:

Publicar un comentario