lunes, 23 de junio de 2014

Temporada de bodas...y de tocados!


Alice Linley, con tocado diseñado por ella misma en tonos rosa y maquillaje

Si bien ya habéis ido teniendo algunas en estos meses que hemos ido dejando atrás, desde finales de junio empieza la temporada alta de bodas.

Los tocados pueden ser tus grandes aliados para esas fechas especiales, eso sí sin olvidar nunca el protocolo a seguir (puedes recordarlo aquí) que son cuatro cositas de nada y desconocerlas te puede llevar al fracaso más absoluto.

El pasado 20 de junio se celebró Ascot, un auténtico espectáculo para la vista y la mejor manera de inspirarnos, y por qué no también de identificar aquello de lo que preferiríamos huir.

Como siempre en Ascot nos encontramos de todo, aunque tengo la sensación de que ya no prima la lucha por llevar lo más exagerado sino lo espectacular desde la originalidad y la elegancia.

De entre todos, he seleccionado los que más me han gustado, aquellos a los que daría una oportunidad si los viera en una tienda.

Como llamativo y espectacular, mi preferido sin duda el rojo de Jinye, Miss Universo China. Muy complicado de llevar, pero fabuloso.

Para compensar, el tipo de tocados que todas podríamos ponernos para llevar a una boda y salir más o menos airosas
Victoria Hughes, con vestido de Calvin Klein y zapatos de Dior

Natalie Teroerde, con vestido de Óscar de la Renta, zapatos de Stella McCartney y tocado de Nerida Fraiman. 
Sophie Izon, con vestido de Karen Millen y tocado de Emma Millinery
La estilista Martha Ward con vestido de Amanda Wakeley, fabulosas sandalias Jimmy Choo y tocado de Jane Taylor.

Uno de los típicos de Ascot, más divertido quizá que bonito, el de la maquilladora Olga Stepanenko una chistera con mini-chisteras revoloteando 

Aparentemente sencillo pero el más complicado con diferencia y de los que menos me gusta de los que desfilaron por allí, al menos si quieres moverte mínimamente, probar bocado y no quieres sentarte sola en una mesa, el de Paula McNeill.

Mi experiencia con los tocados es que dentro de una lógica no hay que cerrarse a nada, hay que probarse todo y más. A veces el que menos te gusta quitado es el que mejor encaja contigo y tu estilo o simplemente con tu vestido. 

Si la hora lo permite, te apetece, y siempre teniendo en cuenta que debe resultarte cómodo porque no te lo podrás quitar mientras dure el evento... Pon un tocado en tus próximas bodas!

¡Que tengáis un lunes muy cortito!

xxxxx

M

2 comentarios:

  1. Uy!yo no tengo boda este año....jijij! Pero yo algun dia me tengo que poner una corona de flores que se ven ultimamente...ajajaj!los tocados no son lo mio...lo mas parecido que me puse fue una diadema con una flor!
    Increible lo de Ascot...ya van siendo mas "discretos",no?!bss
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sisisisi! Ascot está menos estrambótico. A mi los tocados me entusiasman... Lo que me da rabia es no tener bodas de mañana para poder llevarlos bien grandes jajajaja!
      Esa coronita te ronda y antes o después caerá :)
      Besin

      Eliminar