lunes, 30 de junio de 2014

Llegan las rebajas...y la nueva temporada


Otra vez, mañana 1 de julio, empiezan oficialmente las rebajas de verano.

Hace unos meses ya expliqué aquí lo que opino de ellas, y aunque pensé que ya no me podría sorprender más al respecto, sigo conservando la capacidad de quedarme boquiabierta una temporada más. 

Hace unos días, después de salir de trabajar, hice ruta de shopping para gestionar unos recaditos y comprar los regalos de cumpleaños de dos de mis compañeros de trabajo.

Un día os contaré las claves para asegurar el éxito a la hora de regalar... pero será un poquito más adelante, en otro post.

El caso es que como  ya sabía más o menos lo que quería comprarles, el viernes emprendí mi camino.

El primer regalo, fue coser y cantar. Tenían la que era mi primera opción, me gustaba en directo, había talla... Así que en 5 minutos, gestionado... Subidón!

Llegó el segundo regalo y ahí se complicó un poco más la cosa. Tras ver mi primera opción, valoro ver la segunda porque cualquiera de las dos me parecía una idea estupenda.

Situación: tienda de dos plantas. En la primera cosas muy monas y ahí mi primera opción que en directo me gusta aún más.
Al ver tantas cosas ideales me voy a la segunda planta... No quiero decidirme hasta verlo todo!

La segunda está amontonada en plan mercadillo como si fueran las rebajas pero con las etiquetas con el precio original... es decir, la temida situación de rebajas sin ser rebajas, y me explico: no cabe un alfiler entre las prendas, no hay quien vea nada, y ni una sola persona echando un vistazo.

Para la dependienta me convierto en presa fácil o más bien presa única, con lo que intenta perseguirme ofreciéndome su ayuda. Yo, sonrisa y "gracias, estoy echando un vistazo y si en vez de venir detrás de mi desamontonas todo casi me haces un favor".
Inciso: ¿Por qué las dependientas te persiguen sin piedad cuando no las necesitas y cuando sí, mientras buscas su mirada ellas te traspasan como si fueras incorpórea? 

Bajo de nuevo a la planta molona y le digo a la dependienta que quiero llevarme mi primera opción.
Inciso 2: no estoy diciendo cuáles son mis opciones porque ellos a veces leen mis posts y no es plan de que sepan cual es su regalo antes de que se lo demos ;)

La dependienta, muy salada ella me dice: "Ay, pues espera, que esto de la primera planta ya es nueva temporada (hola?!?!?) y lo tenemos agotadísimo. A ver si nos queda en el almacén, porque esto es de exposición y no lo puedo desmontar (de nuevo hola!?!?!?).

A ver, que estamos en junio, y ya compramos ropa de otoño. Para algunas ciudades ideal, porque aún casi ni ha empezado a hacer calor, pero en general un poco chocante.
Inciso 3: Yo caí y en esa misma tienda ya me compré un jersey de nueva temporada pero es que lo mío es mejor no tratar de explicarlo

Y un año más me vuelvo a preguntar el sentido que tiene este frenetismo rebajas~nueva temporada en las que ya la nueva temporada llega cuando ni siquiera se ha finalizado la vigente.
Cada vez se distinguen con más dificultad las prendas, por el solapamiento espacio-temporal como tal y porque... Una sandalia de una sola tira como avance de temporada de otoño? (Tercer hola?!?!?!)

Si sois de las que os animáis a la vorágine de las rebajas, mucho ánimo! Espero que compréis muchas cositas interesantes a un precio rebajadísimo... Para el resto, el otoño está más a vuestro alcance de lo que podéis imaginar ;)

Besitos xxxx

M

viernes, 27 de junio de 2014

Carta del mes de junio de 14: lo bueno de tener un blog


Lo de tener un blog en mi caso fué una alineación inexplicable de varias estrellas, y hoy os lo cuento.

Cuando estudié asesoría de imagen, muchas de mis compañeras tenían ya blogs, y mis profes eran y son blogueras y blogueros de éxito. En cambio yo por esa época sólo estaba inmersa en clases de historia de la moda, de tendencias, estudios de color y demás, y no me planteaba nada más allá del placer de aprender algo más.

El curso lo disfruté hasta el infinito y más allá, y me ayudó a darme cuenta de que disfrutaba con la moda y la imagen no sólo desde la siempre adorada adquisición del "trapito", sino que también lo hacía explorando los entresijos de este mundillo.

A medida que se acercaba el final de mis estudios y cuando estaba inmersa en asesorías de color, apuntes y más apuntes, mi entorno empezó a preguntarme si iba a crear un blog casi dándolo por supuesto.
La pregunta se empezó a hacer cada vez más insistente, y la duda me empezó a rondar... Y cuando a mi me ronda la duda, antes o después termina siendo un hecho.

El año pasado, a finales de julio todo se empezó a materializar.

Aprovechando mis vacaciones de verano empecé con esta aventura, al principio con más vergüenza que otra cosa, y luego con muchos miedos: saber buscar contenidos interesantes, conseguir llegar más allá de la familia y los amigos... Y con una pregunta recurrente: "¿Y si se me acaban las ideas?".

Una vez superados los primeros baches (personales y logísticos), y como quien no quiere la cosa, te llega la primera información devastadora: "la mayoría de los blogs no llegan al año de vida" y a ti se te quedan los ojillos como platos, y piensas: ¿será simple problema de constancia? ¿Será que este mundo tiene más sombras que luces? Lo aplastante de las cifras me dio y me sigue dando mucho que pensar. 

Luego, te empiezas a llevar las primeras sorpresas con los posts... Y de repente uno curradísimo no lo lee ni tu madre, y para que os hagáis a la idea reproduzco conversación tipo:
"Yo: Mami, has visto el post de ayer, que no me has dicho nada? Mi madre: hija, es que escribes muchísimos y se me están acumulando" 

Y ahí tú inevitablemente te vienes un poco abajo. Pero sólo un poco, porque de repente unos días después Google Analytics (para quienes no lo conozcáis y para que nos entendamos es a veces tu mejor amigo y otras es el hijo malo del demonio), te sube a la gloria y te dice que te han leído en New York, en Londres, en México, Rusia, Roma y no sé qué más sitios...

Ahí ya te da igual todo, porque la adrenalina corre y merece la pena llegar casi a las 8 del trabajo y ponerte a buscar contenidos y escribir.

Cuando alguien que ni siquiera te conoce te dice que le gusta lo que haces, o cuando llegan los primeros comentarios en los posts empiezas a plantearte que tal vez todo tenga sentido, y das saltitos de alegría (no estoy hablando figuradamente, son saltitos tal cual).

El agradecimiento que se siente hacia quienes dedicáis unos minutos a leer los posts, a enviar correos y a comentar por diferentes vías es simplemete inexplicable. 

Luego empiezas a tener seguidoras fieles, amiguillas virtuales de las que te encanta tener noticias, saber qué opinan, y porque aunque a muchas sabes que quizá nunca las llegues a conocer, sabes que a otras antes o después las vas a ir desvirtualizando... Y pensar en ello es fabuloso.

Y sí, hay al menos un nivel más...y pensaréis, ¿otro ? Lo prometo... Que ¿cuál es? Pues el que te permite que gracias a un blog recuperes a gente que perdiste en el camino... Gente a la que no tenías forma de localizar, gente pre-móviles o pre-redes sociales que se queda en la memoria pero a quienes les pierdes completamente la pista. 

Hace unos meses me pasó con Ana, mi primera compañera de piso de Salamanca, y ayer recibí un correo de Patricia, uno de los soles que me cuidaba y mimaba cuando yo era novata en el colegio mayor... 

Así que sí, independientemente de que Google analytics a veces me suba al cielo y otras me queme con las chispitas del infierno, cada dos por tres llego a a la conclusión de que merece muchísimo la pena el esfuerzo. Y merece la pena por quienes estáis ahí detrás, porque conseguís dar sentido al esfuerzo y lo más importante: hacerme feliz.

Así que en el post de hoy os deseo lo mismo que me dais... Que todos vuestros días acaben en un final feliz.

Besitos

M

lunes, 23 de junio de 2014

Temporada de bodas...y de tocados!


Alice Linley, con tocado diseñado por ella misma en tonos rosa y maquillaje

Si bien ya habéis ido teniendo algunas en estos meses que hemos ido dejando atrás, desde finales de junio empieza la temporada alta de bodas.

Los tocados pueden ser tus grandes aliados para esas fechas especiales, eso sí sin olvidar nunca el protocolo a seguir (puedes recordarlo aquí) que son cuatro cositas de nada y desconocerlas te puede llevar al fracaso más absoluto.

El pasado 20 de junio se celebró Ascot, un auténtico espectáculo para la vista y la mejor manera de inspirarnos, y por qué no también de identificar aquello de lo que preferiríamos huir.

Como siempre en Ascot nos encontramos de todo, aunque tengo la sensación de que ya no prima la lucha por llevar lo más exagerado sino lo espectacular desde la originalidad y la elegancia.

De entre todos, he seleccionado los que más me han gustado, aquellos a los que daría una oportunidad si los viera en una tienda.

Como llamativo y espectacular, mi preferido sin duda el rojo de Jinye, Miss Universo China. Muy complicado de llevar, pero fabuloso.

Para compensar, el tipo de tocados que todas podríamos ponernos para llevar a una boda y salir más o menos airosas
Victoria Hughes, con vestido de Calvin Klein y zapatos de Dior

Natalie Teroerde, con vestido de Óscar de la Renta, zapatos de Stella McCartney y tocado de Nerida Fraiman. 
Sophie Izon, con vestido de Karen Millen y tocado de Emma Millinery
La estilista Martha Ward con vestido de Amanda Wakeley, fabulosas sandalias Jimmy Choo y tocado de Jane Taylor.

Uno de los típicos de Ascot, más divertido quizá que bonito, el de la maquilladora Olga Stepanenko una chistera con mini-chisteras revoloteando 

Aparentemente sencillo pero el más complicado con diferencia y de los que menos me gusta de los que desfilaron por allí, al menos si quieres moverte mínimamente, probar bocado y no quieres sentarte sola en una mesa, el de Paula McNeill.

Mi experiencia con los tocados es que dentro de una lógica no hay que cerrarse a nada, hay que probarse todo y más. A veces el que menos te gusta quitado es el que mejor encaja contigo y tu estilo o simplemente con tu vestido. 

Si la hora lo permite, te apetece, y siempre teniendo en cuenta que debe resultarte cómodo porque no te lo podrás quitar mientras dure el evento... Pon un tocado en tus próximas bodas!

¡Que tengáis un lunes muy cortito!

xxxxx

M

viernes, 20 de junio de 2014

El estilo de Letizia, el día después



El día antes de la coronación de Felipe VI le dimos un repaso al estilo de Letizia (si te lo perdiste puedes verlo aquí).

Entre otras cosas, nos uníamos a las cábalas que se hacían sobre cómo sería todo estilísticamente hablando: cómo llevaría el pelo, qué color utilizaría, el largo del vestido, si llevaría tiara o no y cuál escogería...

Hoy, con un deseo irrefrenable de tener el Hola ya en mis manos, porque aunque lo he visto casi todo, me apetece dedicarle un tiempito y diseccionar tranquilamente cada imagen, me veo con datos suficientes para decir que Letizia, perdón la reina Letizia (aún no me acostumbro), me ha sorprendido y me ha encantado.

Que haya vestido de Felipe Varela estaba casi cantado, y al final ha sido así. Claramente se han entendido y pinta que ésta vaya a ser una relación duradera en el tiempo.

Hay muchos diseñadores sí, pero también hay muchas peluqueras, y como te entiendas con una y te coja el estilo, te da igual que sea la mejor o la peor...no la quieres cambiar bajo ningún concepto.
Letizia ha llegado a este punto con su diseñador de cabecera, así que estupendo.

Un vestido con abrigo de verano de los que ya os comenté aquí que tanto me gustan, joyas mínimas, el pelo natural y el maquillaje también natural y discreto, como mejor le quedan a ella... Bien!

Las niñas, idealérrimas. El corte del vestido, los colores, las bailarinas. Y me negaréis que no os habéis quedado locas con lo educadas y formalitas que han estado en todo momento... ¡Me pido unas iguales ya mismo!

Y fuera de esto, y saliendo un poco del estilismo, me quedo con las sensaciones
Esos gestos de la madre hacia las niñas y hacia Felipe. La sensación de felicidad y de relajación en las caras de todos ellos... El buen rollo en estado puro que tantísimo me gusta! 

Para finalizar me ha gustado y sorprendido a partes iguales el absoluto protagonismo de Letizia desde un segundo plano tan bien entendido y tan cómplice. Y vosotras, ¿qué sensaciones habéis tenido? 

¡Feliz viernes!

Besitos

M

miércoles, 18 de junio de 2014

El estilo de Letizia



Mucho se está hablando estos días sobre Letizia.

Si desde que dejó de ser la chica de las noticias para convertirse en princesa ha hecho correr ríos de tinta, ahora a tan pocas horas de su coronación como reina de España, nadie se resiste a hablar de ella... Y yo no iba a ser menos jejeje!

Dejando a un lado si me gusta o no, estilísticamente me da mucho de sí... Más que por los estilismos como tal, por los debates que genera.
Tengo la sensación de que no deja indiferente... y también creo que o te encanta o todo lo contrario.

Estos días se habla de si irá de largo o de corto, si del eterno Felipe Varela o de cualquier otro (raro, raro), si de sus colores, los que le favorecen de verdad, o de los que favorecen a nuestra vecina del 5º, si llevará tiara o mantilla... Tantísimas opciones! 

A día de hoy sólo tengo una cosa clara al respecto... que me compro el Hola sí o sí! Es que estaría como feo no hacerlo, no os parece?

Para mi Letizia ha ido perdiendo un poquito de fuelle con el tiempo.
Me encantó con su Armani en la pedida de mano o con su vestidazo rojo de Caprile a pesar de que en ambos casos le atizaran un poquito... en el primer caso por no ser un diseñador español, y en el segundo por el protocolo.


Justo luego empezó a ponerse rancieta... La delgadez extrema, la lucha desenfrenada por probar cosas raras en el pelo:  flequillo, capas, rizadísimo, recogido, falso bob, más claro, más oscuro... Y a mi me sigue gustando más con recogidos muy sencillos o con el pelo suelto natural.

También llegaron los estilismos más de señorona... De la mayoría de ellos ni me acuerdo, y eso ya es regular estilísticamente hablando, aunque algunos he rescatado que me gustan. Con el vestido azul, de hecho me encanta... Y hay muchos más, seguro.

El jueves no sé qué esperar... Me encantaría sorprenderme, me encantaría que fuera favorecida en formas y colores, que fuera especial y sobre todo que fuera ella, que consiguiera un estilo propio y que al fin dejara de comparásele con Kate Middleton o con algunas otras, que disculpadme, pero no.

Y tú, qué esperas de Letizia? Te gusta más ahora o en sus comienzos? 

Para quienes lo tengáis... Muy feliz inicio de puente! Y para el resto, ánimo que ya no queda nada!

Besitos

M

lunes, 16 de junio de 2014

Las mejor vestidas de la semana junio 14 (II)


Esta pasada semana ha dado mucho de sí. Cenas, presentaciones, homenajes, inauguraciones...

Las mejor vestidas de la semana esta vez no sólo nos dejan looks para escoger o admirar entre otros muchos, también nos ofrecen outfits en los que inspirarse.

Como ya os he comentado en muchas ocasiones, mis looks preferidos son los más informales, así que empiezo por ellos... mis preferidos y que nos podrían servir de inspiración mañana mismo para irnos a trabajar o para salir por la tarde a una terraza con amigas a tomar algo.

Rossie Huntington-Whiteley con blazer y las eternas rayas marineras (aquí) una combinación que me encanta y de la que nunca me canso.

Victoria Beckham con vestido de su propia firma y Olivia Palermo con un vestido blanco como el que cualquiera podríamos tener, como siempre ideal en cualquier ocasión

Poppy Delevigne de VivienneWestwood y Lily Aldridge de Derek Lam con el socorridísimo vestido negro, esta vez en largura midi.

Jessica Biel me entusiasma con este vestido de cóctel de Giambattista Valli. ¿No os encantan este tipo de vestidos con un abriguito corto (puedes recordarlo aquí) para los típicos eventos BBC?

Rose Byrne va perfecta con un jumpsuit de Max Mara. Me encanta todo: la ropa, el pelo, el maquillaje... Ideal para bodas y eventos de noche.

Olivia Palermo con el modelo dos piezas que escogió para asistir a la cena de Net-A-Porter y Victoria Beckham.


En vestidos largos, mis preferidas de la semana Leighton Meester de Antonio Berardi y Daisy Lowe de Valentino

¡Feliz semana!

Besitos xxxx

M

viernes, 13 de junio de 2014

Verde, que te quiero verde


Burberry Prorsum SS14

El verde es esperanza, naturaleza, frescor... 

El verde menta es tendencia... Sí, otra vez.

Hace dos años en verano las calles se plagaron de este color, todo era mint... Unos más y otros menos, pero la mayoría de nosotros fuimos cayendo poco a poco en la moda del verde menta.

Tal fue el calado que consiguió saturarnos un poco haciendo que muchas anunciaran que moriría de éxito.

Cierto es que aunque el año pasado casi no se vio, este vuelve pero lo hace con energía renovada, abarcando desde el clásico verde pastel al más intenso casi esmeralda.

En la pasarela las propuestas son de lo más variadas.

Desde Miu Miu y Calvin Klein con la versión más intensa

A los verdes empolvados de Iceberg, Jenny Packham, Christopher Kane o Philosophy

Yo fui de las que lo adoré y más tarde lo aborrecí de saturación, pero también de las que lo guardó en el fondo del armario y re-descubrí tratando de rescatar lo que merecía seguir ahí ocupando sitio(si te perdiste el post, puedes recordarlo aquí y aquí). 

Ha pasado el tiempo suficiente para que haya podido desintoxicarme, así que este año reciclo el menta. 

¿Os apuntasteis en su día al verde menta? ¿Lo vas a rescatar para este año?

Feliz viernes!!!

Besitos xxx

M

miércoles, 11 de junio de 2014

Los 10 síntomas de que tu armario necesita ayuda urgente parte II



Sí, tal y como comenté hace un par de posts, el tema del armario daba para mucho y era necesario que continuase.
Así que de los creadores de "los 10 síntomas de que tu armario necesita ayuda urgente parte I", llega la segunda parte:

6 Los bolsos pequeños y clutch te parecen una cucada, y además suelen ser algo más baratitos que sus mismas versiones en grande, pero la realidad es otra.

Cuando te compraste el primer shopping bag al principio no sabías ni qué meter para que no quedara fofo, pero luego te acostumbraste a ser un pequeño caracol andante con lo más selecto de tu casa a cuestas y ahora ya no sabes a qué renunciar, con lo que no importa cuántos bolsos de tamaño medio tengas, al menos a diario siempre llevas el más grande.


7 Te asustaban los taconazos, pero también el calzado plano: con tus bailarinas (aquí) corres como un gamo, pero no te ves tan favorecida. 
Olivia Palermo o Alexa Chung tratan te dan motivos de sobra para convencerte de que de plano también se puede ir arreglada y elegante.
Algunas celebrities las incluyen incluso en eventos importantes y alguna alfombra roja, pero tú tan convencida cuando las compras, a la hora de ponértelas te lo piensas dos veces si el outfit es un poco especial.


8 Tienes millones de camisetas blancas, pero muy pocas que conserven la luminosidad y el aspecto que debe tener una camiseta blanca, así que sólo te pones las dos más nuevas, y las otras... Ni tú, ni yo,  ni nadie sabemos por qué seguimos manteniéndolas ocupando sitio.

9 Tienes ropa que no te quieres poner esta temporada, ni te pusiste la anterior ni la otra... Sabemos que todo vuelve y que hay prendas que pasan a la categoría de joyas que hay que conservar, pero a no ser que sea un básico y un clásico de calidad... Que te hace pensar que te lo pondrás el año que viene o dentro de diez?

10 De repente tras sumergirte en el fondo de tu armario con riesgo de morir de asfixia, ¿encuentras por casualidad prendas que te encantan, te quedan bien, pero ni siquiera te acuerdas de ellas? 

Este punto y los nueve anteriores te dan pistas de que quizá tu armario necesite un respiro... Lo mejor? Tenerlo ocupado por lo que realmente te favorece y va con tu estilo y tener hueco libre para cositas nuevas.

El mío necesita unas horitas de dedicación y renovación... Y el tuyo? Sueles hacer de vez en cuando operación limpieza / donación?

Feliz miércoles!

Besitos a montones xxxx

M

lunes, 9 de junio de 2014

Las mejor vestidas de la semana: junio 14 (I)


Esta semana, repasando los eventos buscando las mejor vestidas de la semana, me he quedado un poco descolocada.

Primero, porque mis preferidas han sido las que llevaban una de las prendas que en principio menos me llaman la atención.

Cara Delevigne y Jordan Dunn con un jumpsuit me han encantado.
De las dos, por la prenda como tal y por los complementos escogidos, si tuviera que inspirarme en una ellas sería en Jordan.

Siguiendo con la temática de la prenda, y en looks más informales no podemos negar que además de ser tendencia, está teniendo tirón.
En esta semana entre otras, lo han lucido  Kate Bosworth con un calzado que ya vimos que era tendencia aquí y que a pesar de que debe ser comodísimo me horroriza y Olivia Palermo también con el infalible dúo blanco-negro.

Tengo claro que con esta prenda seguro que a mi no me pillan, aunque en este caso si me tengo que quedar con una, mi favorita es Olivia sin duda alguna.

Entre mis preferidas de la semana, se estrena Alexa Chung fabulosa con este vestido de DiorDiane Kruger que repite (también puedes verla aquí) de nuevo Giambattista Valli

Para terminar Julia Restoin Roitfield de Dolce & Gabanna lleva quizá el conjunto más complicado del post: lunares (mi debilidad), camiseta estampada, sandalias contrastadas en verde y otro look de falda y camisa, esta vez en versión más tradicional, el de Laura Haddock, con falda de Mother of Pearl.

Feliz lunes! 

Besitos xxxx

M

viernes, 6 de junio de 2014

Los 10 síntomas de que tu armario necesita ayuda urgente parte I



¿Has tenido alguna vez la sensación de que tu armario está lleno a reventar y sin embargo no tienes nada que ponerte? ¿Tal vez cada mañana?
¿Has invertido muchísimo dinero y tienes incluso prendas que nunca estrenaste ni estrenarás? ¿Piensas que a pesar de todo al final cada día  vas vestida igual que el anterior?

Si en alguna ocasión has querido prenderle fuego purificador, vamos a hacer un repaso a los síntomas que pueden indicar que tu armario necesita ayuda urgente:

1. La mayoría de la ropa de tu armario no te entra o te queda pequeña

Si tu armario está lleno de una talla realmente motivadora pero sólo podría ponérsela tu prima pequeña, tu sobrina o a tú, pero hace unos años. 
Si compras pensando que en nada perderás dos kilitos pero en realidad eso no sucede nunca.
Si de pie estás divina y nada te hace una arruga, pero cuando te sientas te quieres morir porque ni siquiera puedes respirar.

2. Tienes varios pares de vaqueros pero sólo unos te quedan bien y te los pones porque son tus preferidos a pesar de que están hechos trizas.

3. Tienes mucha ropa pero muy poca con la que te sientas tú misma 

A veces porque compras compulsivamente algo que es muy barato pero ni siquiera sabes si te gusta
A veces otras porque buscas tendencias independientemente de si van o no con tu estilo
A veces te inspiras en mezclas fabulosas pero dificilonas de blogs, series... Y luego no encuentras en qué momento ponértelas


3. Le has cogido miedo a tus zapatos de tacón.

Siempre que vas a comprar zapatos captan tu atención, y te convences de que son más bonitos, de que te estilizan... Y además en la tienda siempre son tannnnn cómodos que les vas a sacar muchísimo partido.

Sin embargo nunca te los pones, y cada vez que abres tu armario y te los medio planteas, sólo te vienen a la cabeza la cantidad de horas que vas estar danzando fuera de casa, en lo incómodos que resultaron ser nada más salir de la tienda o en que quizá llueva y sería una pena que se estropeasen.


.

5. El 90% de tu armario tiene solera

Invertiste en su día en prendas que pensaste que te durarían toda la vida, pero no.

Tal vez confundiste el trench Burberry, que sí es fondo de armario, con ciertas prendas que te compró tu madre y eran "muy buenas" pero ahora tienen un cierto aire rancio que hace que aunque en su época de gloria fueran la sensación del lugar ahora te hagan sentir un poco disfrazada.

¿Has sentido alguna de estas sensaciones? Pues sólo puedo decirte que... Continuara!

¿Tienes tantas ganas como yo de fin de semana? Feliz viernes!

Besitos xxxx

M

miércoles, 4 de junio de 2014

¿Un bolso con "alma" o sin ella?



Muchas suspiran durante años por un determinado coche, una casa en una determinada zona, un trabajo concreto...
Otras muchas suspiramos por cosas más "accesibles" y en nuestra lista de deseos ocupa un lugar privilegiado una determinada joya, unos determinados zapatos, un bolso icónico... O varios!

Esto supone en la mayoría de los casos ahorrar durante mucho tiempo, o esperar con ansia el cobro de unos objetivos para darnos el capricho e ir cumpliendo esos pequeños sueños y acariciar esos pedacitos de lujo.

Otras muchas, y que quede claro desde el principio que tan respetable me parece lo uno como lo otro, esperan a que aparezca un clon aceptable para matar el gusanillo con un desembolso mucho más razonable.

Si perteneces al segundo grupo, si te gusta variar de complementos para estar a la última sin invertir grandes cantidades, y si alguna vez has soñado o te ha llamado la atención el "Alma" de Louis Vuitton, estás de enhorabuena porque el señor Ortega lo pone al alcance de tus manos por 39.95 €.


Estamos en el ecuador de la semana... Que tengáis un día cortito!

xxxxx

M


lunes, 2 de junio de 2014

Las mejor vestidas de la semana: May 14 (II)


Una vez más repasamos lo que para mi han sido los looks más inspiradores de nuestras celebrities a lo largo de la semana pasada. 

A estas alturas ya sabréis que aunque me encanta admirar los looks de gala y alfombra roja, siempre me llama más la atención el streetstyle. Aquellos outfits que podríamos reproducir fácilmente con lo que tenemos en nuestros armarios, y que podríamos lucir en cualquier momento siempre captan mi atención con mayor intensidad.

Mi favorita de la semana ha sido Rossie Huntington Whiteley
Me encanta lo sobrio del outfit en general y el toque especial del animal print de los botines.

Taylor Swift como siempre delicada y sencilla, aunque reconozco que los zapatos no me gustan y los sustituiría automáticamente.


Dos looks que podrían servir tanto para asistir a una fiesta como a un evento más informal serían los de Charlize Theron y Amanda Seyfried luciendo LBD, un must have todoterreno ( puedes recordarlo aquí y aquí

Emily Blunt en la promoción de su última película, de Prada en la primera imagen  y de Óscar de la Renta en la segunda.

Reconozco que a pesar de ser muy fan de Óscar de la Renta, a Emily en esta ocasión la veo muchísimo más favorecida de Prada.

Por hablar un poco de todo, a Tom Cruise lo veo extrañamente estirado/hinchado, pero desde que me topé con él en Nueva York y vi lo cariñoso y simpático que es con todo el mundo le perdono todo.


!Ánimo con el lunes!

Besitos xxxx

M