miércoles, 19 de marzo de 2014

Kate Winslet y Bear Blaze


Bear Blaze, el bebé de Kate Winslet y el por qué de su atípico nombre...


Si hay algo que nos gusta tanto o más que ver un recién nacido y su carita es conocer el nombre que sus padres han escogido para él... Y estaréis de acuerdo conmigo en que ahí siempre hay un debate albierto porque el nombre nunca, never, jamás de los jamases le gusta a todo el mundo.

Siempre hay alguien en desacuerdo: que si no le pega con la cara, que si es nombre de viejo, que si cuando sea mayor no le va a quedar bien porque es un nombre de joven. Que no concuerda con el apellido... Que es corto, que es largo, que le van a llamar con el diminutivo y fatal... Seguro que algo de esto os suena, no?

Y hay quienes lo tienen pensado desde antes de que la criatura fuera un proyecto y quienes prefieren que surja la inspiración al verle la carita... 

De repente llega Kate Winslet, que dicho sea de paso no parece especialmente arriesgada en general ni excéntrica en particular, y tiene a su esperado bebé y nos da a conocer su nombre: Bear Blaze, que traducido viene a se algo así como Oso Llamarada.

Me da por pensar que quizá hagan como con esas personas que se llaman por ejemplo María Consolación y todo el mundo, toda la vida le han llamado Cuca y nadie sabe el origen real del nombre, y que al pequeño osezno le llamen BB,  Junior o cualquier otro nombre que se les ocurra a sus papis en breve.

El caso es que bonito o feo, el nombre no es fruto de la casualidad sino un nombre muy pensado y lleno de sentimiento... Os lo cuento: 

Bear: era el apodo de un amigo de Kate, el clásico y solicitado amigo "oso achuchable"... Típico hombro donde llorar y a quienes todos adoraban por ser una de esas personas con las que siempre podían contar.
Blaze: porque Kate conoció a su marido en el incendio de una casa de una isla privada del Caribe donde ambos estaban. A pesar de lo complicado de la situación, todos los ocupantes salieron ilesos, y quisieron sacar algo bueno de esa dramática situación.

Cómo os quedáis? A ver, la historia como tal es bonita, pero tener que explicarla para que uno no se quede loco con el nombre es cuanto menos poco práctico.

Y tú, eres más de nombres evocadores o sencillos? Meditados o improvisados? 

Besitos

Marta 

2 comentarios:

  1. Que bonita historia!
    A mi me gustan los nombre bíblicos, sobre todo para niños...Lucas, Mateo,Tomas...para las niñas hay dos nombres que me encantan, por ejemplo Vega (porque ademas es apellido en mi familia y yo no lo he tengo, por ser el de las mujeres) y Rita...siempre me llamo la atención los nombre de los niños Beckham o Gwyneth Paltrow llamando Apple a su niña...yo hay cosas que no las entiendo!!!
    besos
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! Yo también soy de nombres clásicos, básicos y si puede ser no muy largos... Pequeñas excentricidades de nuestras celebrities que afortunadamente no calan mucho en el público en general. Mua!

      Eliminar