miércoles, 22 de enero de 2014

Cruciani


Cruciani y sus pulseras de macramé de colores hechas a mano... Un must have y un pequeño trocito de lujo al alcance de todos los bolsillos.

El pasado verano se empezaron a ver tímidamente hasta convertirse en auténtico furor. Rápidamente se convirtieron en pequeño objeto de deseo de las fashionistas y las vimos en las muñecas de famosas nacionales e internacionales y tan dispares entre sí como Dita Von Teese o nuestra costurera favorita Adriana Ugarte.


Florecitas, corazones, mariposas... Y un denominador común: un pequeño complemento de inspiración romántica, lleno de color con las premisas básicas de evocar recuerdos y dar suerte... Suena bien, no?

Cruciani, firma italiana fundada en 1992, con su taller de Trevi formado por 66 trabajadores, traspasó fronteras llevando sus pulseras desde Europa hasta Estados Unidos o Japón.

Pero detrás de Cruciani hay mucho más: desde prendas creadas de forma artesanal con materiales puros y lujosos como la seda o el cachemir hasta sus fabuloso bolsos de piel.


Innovan continuamente y esta temporada las pulseras Cruciani llegan a nuestras muñecas con el modelo Pop-dog que emula un perrito de globoflexia: 



Por menos de 13 euros pueden ser tuyas, no te encantan? 

Estoy ya deseando apuntarme al modelo pop-dog, sólo tengo un pequeñísimo problema: me es imposible decidirme sólo por una! 

Besitos

Marta

2 comentarios:

  1. No me van mucho las pulseras, reconozco que me apunte a la moda de los decenarios , alguna tengo por ahi regalada y otras de cuando me daba por comprarlas...pero he descubierto que me gusta mas verlas que llevarlas...besos!
    Ana

    ResponderEliminar
  2. Pues a verlas y ya está! :o)
    Yo sigo siendo un expositor andante... Voy añadiendo y me cuesta la vida eliminar una!
    Besitos!

    ResponderEliminar