jueves, 8 de agosto de 2013

Aburrida de las rebajas?






Antes de nada diré que como concepto global odio las rebajas, y me explico: no me gustan los amontonamientos de gente escarbando en la ropa (ver todo arrugado, mezclado y hecho bolas hace que se me quite el interés), hacer colas infinitas para pagar....

No me gusta esperar a comprar algo que me encanta a la época de descuentos, porque todos sabemos que aunque en las tiendas hay pilas gigantes de ropa durante casi todo el período rebajil, nunca quedará nuestra talla...da igual la que usemos, estarán todas las demás pero la nuestra nunca, never, jamás de los jamases...y si la hay, le habrán mutilado quitando todos los botones y/o la señora de los labios rojos (si alguien la encuentra, que le confisque la barra de labios, o al menos se lo cambie por un inofensivo brillito) habrá dejado sus restregones de besitos de rojo intenso por toda la prenda.

Por otro lado está el descuento irrisorio...y me explico, si me tengo que esperar a las rebajas para que le quiten 10 € a unos zapatos de 59.95, pues no sé, casi que me los compro a principio de temporada y les saco provecho, que al año que viene de repente cambian las tendencias, ya no me los pongo, y lo "barato" me ha salido caro.
Y qué me decís de toda esa ropa y zapatos que salen de vete a saber dónde, que nadie ha visto en temporada, y que de repente aparece en las rebajas?
Cuando por el motivo que sea, se te han echado encima las rebajas, entras "a ver" y oteas allá a lo lejos el objeto de tu deseo: esos zapatos fabulosos o esa blazer que te iba a combinar tan bien con absolutamente todo tu fondo de armario...te abres paso y aceleras, porque piensas que todo el mundo quiere lo mismo que tú, y miras con ilusión y una sonrisita la etiqueta a ver "en cuánto se ha quedado" y...voilá! Por arte de magia, después de haberlo visto todo el verano, se ha convertido en nueva temporada! Perdón???? Ahí te consuelas (porque en realidad cuando vas de tiendas siempre te terminas consolando) pensando que al menos eres un poco visionaria, y ya sabías que era algo para largo, casi casi un fondo de armario y te colocas un post-it mental para que no te vuelva a pasar...la próxima vez tú lo tendrás la primera!

Para mi, mención especial merecen las grandes firmas. Sus descuentos sí me gustan, sí me merecen la pena. 
Me encanta entrar y mirar sin buscar nada en especial, sin ningún tipo de expectación, y ver si de lo que queda algo me gusta y tienen mi talla. Ahí sí, si encuentro algún básico, si todos los astros se han alineado y además tienen mi talla...subidón!









Y vosotras? Soléis esperar a las rebajas de las cadenas low cost o preferís comprar en temporada? Aprovecháis los descuentos de las grandes firmas para adquirir básicos de calidad a menor precio?
No tenéis la sensación de que prácticamente estamos todo el año, con precios especiales, rebajas y avances de temporada conviviendo al mismo tiempo?


Besitos


M

2 comentarios:

  1. ¡Enhorabuena, chica chic! ¡Muchos éxitos! ¡Me encanta tu blog!

    ResponderEliminar
  2. Millones de gracias! Me encanta que te encante! Sólo por eso ya merece la pena el esfuerzo!

    ResponderEliminar